¿Cómo tener un impacto sostenible a través de la moda?

¿Cómo tener un impacto sostenible a través de la moda?

Si alguna vez has pensado que tener un estilo de vida sostenible solo tiene que ver con dejar de usar popotes y ahorrar agua, hoy te tenemos una noticia ¿sabías que algo tan simple como vestirse, puede hacer un gran cambio en este tema?

Vivir de manera sostenible significa cubrir las necesidades básicas sin perjudicar al medio ambiente y sin comprometer el derecho de las generaciones futuras de tener los mismos recursos para lograr cubrir las suyas.

Nos encanta ese sentimiento de estrenar algo nuevo, de comprar una prenda diferente, de escoger algo que nos haga ver bien. Sin embargo, pocas veces nos ponemos a pensar en el impacto que podemos tener.

La mejor de las noticias: moda sostenible

¿Sostenible? La moda sostenible se enfoca en diseñar y fabricar ropa que maximiza los beneficios para la industria de la moda y la sociedad en general, mientras que al mismo tiempo minimiza su impacto en el medio ambiente.

Tip LECOMF: Elige textiles que en su composición sea al menos un 95% de material orgánico o sostenible, esto facilitará su reutilización.

Y como en todas las industrias, el consumidor tiene el papel para hacer que perdure y crezca. ¡Así que vamos a descubrir en qué debes fijarte para saber si tu ropa es sustentable!

¿Qué buscar al comprar moda sostenible?

  1. Busca que esté fabricada en materiales orgánicos, en lo posible o sostenibles. ¿Sabías que el poliester tarda 200 años en descomponerse (greenpeace.uk) mientras una tela orgánica entre 5 y 6 años? ¡No te asustes, esto no significa que se va a degradar en tu clóset! Para que cualquier cosa se descomponga, necesita procesos y condiciones específicas.
  2. Elige marcas que duren más tiempo y sean de buena calidad. Olvídate del fast fashion  y mejor compra prendas que puedas amar toda la vida.
  3. Investiga quiénes la fabrican y en dónde. Si tu ropa viene del otro lado del mundo, es muy probable que haya costado más su envío que su fabricación. Esto también se relaciona en que probablemente la mano de obra fue muy barata. ¡Consume local!

Así que ya lo sabes, querida Lecomfer ahora ya sabes cómo puedes ayudar al planeta en tu sudadera más cómoda.

Regresar al blog

Deja un comentario